que-hacer-con-un-hijo-hiperactivo

Qué hacer con un hijo hiperactivo

La hiperactividad tiene una base neurobiológica y está implicada en la conducta de los niños. Se origina en la infancia y puede estar asociada con otros trastornos.

Muchas veces, los adultos se preocupan por la manera en que sus hijos se comportan en la escuela, en el deporte o en su hogar. En marcadas situaciones ellos se sienten drenados cuando su hijo o hija está todo el día en la casa. Se sienten perdidos, porque no saben cómo lidiar con la hiperactividad de su hijo o hija, que se suma a los asuntos personales como el trabajo, la relación de pareja, situaciones económicas, entre otros.

Por ejemplo, en un día común, mamá llega a la escuela a buscar a su hijo de seis años de edad. La maestra la llena de quejas sobre la conducta de su alumno. Pero, ese mismo día, en su trabajo le notificaron que tendrá que entregar un informe en 24 horas, y su esposo la invitó a cenar. La maestra comienza a decirle sin parar: "El niño no atiende; no sigue instrucciones; habla mucho con la compañera de al lado; constantemente está en movimiento; se levanta mucho sin permiso y nunca sabe dónde guarda la libreta y sus materiales de clase". En resumen, la maestra expone que: "Puede salir mal en el próximo examen y ya no sé qué hacer más con él". Termina su queja expresando: "¡Mamá, debe disciplinarlo!".

La mamá desesperada le da las gracias a la maestra y se marcha con su hijo de la mano. Al llegar a su vehículo, se echa a llorar desconsoladamente y se desahoga con una amiga que la llama en ese momento. Su amiga le recomienda que busque ayuda profesional para que pueda salir adelante con todos sus asuntos y volver a sonreír. La búsqueda de apoyo profesional es sinónimo de calidad de vida, no solo para el individuo, sino, también, para todos los que componen el entorno familiar.

¿Qué es la hiperactividad?


El trastorno por déficit de atención e hiperactividad tiene una base neurobiológica y está implicado en la conducta de los niños. Se origina en la infancia y conlleva un patrón de déficit de atención, hiperactividad e impulsividad, y en muchas ocasiones está asociado con otros trastornos comórbidos.

Se trata de niños que desarrollan una intensa actividad motora, que se mueven continuamente, sin que toda esta actividad tenga un propósito. Van de un lado para otro, muestran dificultad en comenzar una tarea y la abandonan rápidamente para comenzar otra, que, a su vez, vuelven a dejar sin terminar. Esta hiperactividad aumenta cuando están en presencia de otras personas, especialmente con las que no mantienen relaciones frecuentes. Por el contrario, disminuye la actividad cuando están solos.

En Brain & Vision PR te queremos apoyar para que puedas llevar un balance en tu vida y la de los integrantes de tu familia.

Busque apoyo profesional

Conozca lo que tiene su hijo por medio de una evaluación hecha por profesionales especialistas en el comportamiento: psicólogos clínicos, psiquiatras o neurólogos. Una vez que se determine la condición del niño, por ejemplo, trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH, por sus sigas en español), el especialista, la maestra y la familia trabajarán conjuntamente para encontrar la mejor forma de conducir al niño. Existen otras alternativas aparte de la farmacoterapia. Oriéntese en Brain & Vision. Es importante una evaluación psicoeducativa y de función visual para conocer las fortalezas cognitivas de su hijo hiperactivo y de esta forma apoyar su aprendizaje.

Siga las recomendaciones

Siga las recomendaciones del profesional de la salud y sea constante con el cumplimiento de las citas. Involucrarse de manera positiva en el nuevo proceso que llevará el niño, los padres o el tutor, y los componentes del entorno llevará a una mejor comprensión y alivio de la situación.

Dele amor incondicional


A los niños con hiperactividad les gusta sentirse atendidos y no criticados. Se recomiendan las demostraciones de amor a solas con ellos para fortalecer los lazos, relaciones y confianza. El amor y la disciplina son factores básicos y deben coexistir en la crianza de su hijo o hija.


En Brain & Vision contamos con un equipo de profesionales que provee servicios a individuos, organizaciones deportivas y familias para contribuir con el desarrollo de la calidad de vida de todos.

En el área de sicología contamos con profesionales con especialidades en sicología clínica, de la salud y del deporte. Trabajamos con el manejo de dolor y realizamos evaluaciones sicométricas, sicodeportivas y sicoeducativas. En el área de optometría se brinda cuidado de la salud visual, refracción y optometría especializada en visión deportiva y protección ocular. Además, ofrecemos terapia visual en la que se desarrollan destrezas visuales, motoras y perceptuales. Somos únicos en Puerto Rico ya que contamos con un Brain Gym (gimnasio cerebral) donde trabajamos con técnicas de control mental para deportistas, artistas, ejecutivos, manejo de dolor y rehabilitación para personas con contusión cerebral.

Para más información y ayuda para su hijo hiperactivo, nos puede llamar de martes a viernes al (939) 336-4584 o ir a la sección de contacto y enviarnos un mensaje. También puede compartir este documento si conoce a alguien que pueda interesar.

Dra. Rosa Hechavarría, Ph.D.

Hizo su doctorado en Sicología Clínica en la Universidad Carlos Albizu. Además, posee una maestría en Investigación Clínica y un Certificado en Gerontología. Ella ofrece los servicios de sicología clínica y deportiva y, entre otras cosas, realiza pruebas sicométricas, sicoeducativas y sicodeportivas. Su mayor satisfacción es trabajar día a día por el éxito de sus pacientes.




Dirección
1679 Santa Teresa, Altamesa
San Juan, PR 00926
Tel. (939) 336-4584

Horario
Martes a Viernes: 9:30am a 5pm
Sábado a Lunes: Cerrado